Entradas populares

miércoles, 31 de agosto de 2011

andanzas con Txomin



ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 11 Agosto 2016
El arqueólogo Txomin del Pozo Sáinz (Eibar, 1965) me ha hecho descubrir rincones de Eibar de interés histórico y patrimonial que apenas están difundidos. En esta entrada procuraré dar noticia de los mismos.
TALLER ZAMACOLA

El 17 de Abril de 2016 la propietaria nos permitió visitar y tomar algunas fotos de este antiguo taller de armería al borde del Ego, al cual hemos regresado unas cuantas veces para recabar más datos sobre todo de los niveles inferiores. Consideramos que la infraestructura hidráulica de este taller es de tanto valor o mayor que el del taller en sí.

SJ0917: vista del límite oeste de Otaola, con los terrenos ocupados por la Universidad Laboral. Abajo a la izqda el Caserio - panaderia de Aguirreazaldegui. Enfrente los gallineros de Zamacola. Hacia la derecha arriba,el caserío de Maitrejean. más abajo el taller de Zamacola, desde el cual partía un canal que llevaba las aguas sobrantes a la panadería.


Salida de una de las toberas del kunbo, a la que está conectada esta turbina que movía el eje motriz. Actualmente la turbina es apenas visible por la gran cantidad de lodo acumulado.

Vista del taller desde el cauce del río, casi oculto por la vegetación. La construcción en 2004 del cajon de hormigón por donde discurre el colector a punto estuvo de hacer desaparecer los vestigios de las compuertas y canal que conducían el agua sobrante. Este cajón, junto al colmatamiento del canal, ha bloqueado la salida de agua que aún discurre por la infraestructura del taller.

Txomin pisa el suelo del antiguo kunbo, justo a la entrada del canal por donde hasta hace cincuenta años discurría el agua proveniente del río Ego. El canal discurre por debajo del inmueble de Avda. Otaola 28 y por debajo de la acera frente a los talleres de Isasi y DEJ, cubierto por losas de piedra y por un tunel de hormigón.

Vista del taller desde el hueco en el muro por donde pasaba la correa de cuero que transmitía el movimiento desde el eje vertical motriz a el árbol de poleas.

Un canal bajo la casa prependicular al de abastecimiento del kunbo. Desconocemos aún su antigua función. Se encuentra medio colmatado por el fango. pueden apreciarse ls losas de piedra que lo cubren, similares a las que cubren el canal, de unos diez centímetros de espesor.

Compuerta de piedra en la esclusa del exterior, que abre el paso al canal en dirección a la panadería de Azaldegui. A la derecha se encuentra la boca del canal de la foto anterior.


El basamento de piedra que contiene la infraestructura del taller precedió a la construcción de los inmuebles 26, 28 y 30 sobre el mismo, y pensamos que debería estudiarse y protegerse como una unidad.

Interior de la sala del taller propiamente dicho, donde se almacenan las antiguas máquinas barrenadoras. Junto a la ventana de la derecha se aprecia un generador de electricidad que era movido por la correa desde el árbol de volantes.

Hay una gran cantidad de utillaje que permanece igual desde que el taller cerró, hacia 1969. Pablo Zamacola Arízaga (1911-1994) fue el último armero de la saga.

Cauce del Ego a su entrada en Eibar por el oeste. El punto 1, bajo la higuera, señala la situación del arranque del antiguo canal, que fue cegado al construírse el taller de DEJ. 2 indica la desembocadura del Ibur.

El canal sigue discurriendo bajo la acera frente a los talleres de DEJ y Meydeco, aunque fue reconstruído en hormigón. 1 señala la única abertura que he localizado.

Interior del kunbo, con el rastrillo para filtrar la salida de aguas de la tobera en la mitad oeste, bajo el inmueble del nº 26 de Avda.Otaola. A oscuras se encuentra la otra mitad del kunbo, bajo el nº 28. El antiguo embalse se halla cubierto por el forjado del garaje, a nivel de la calle.

Vista desde el kunbo hacia el canal, cubierto por losas de piedra de grandes dimensiones. Su sección mide 138 cm de ancho y 115 de alto, lo cual obliga a avanzar por el en cuclillas. Los arcos fajones se corresponden con los muros del edificio por encima.

Porción del canal al oeste del innmueble 28. Existen filtraciones de agua que siguen discurriendo a lo largo del canal hasta la tobera del kunbo. 

Porción hormigonada del canal frente al taller de Meydeco. Al fondo, la porción de canal frente a DEJ, de más reducida dimensión.

Mirando hacia atrás, hacia el este, fotografío el desplome del techo, por rotura de una de las losas, que se mantiene por las viguetas metálicas.

De nuevo el arcosoleo bajo el que se encuentran las dos salidas del kunbo. En la de la derecha, habiendo retirado el lodo, se ve claramente la turbina metálica que movía el eje motor. Y a la izquierda, tras el pilar, una pieza redonda sospechosa.

La pieza redonda resultó ser un rodete metálico, de más de un metro de diámetro, hoy enterrado bajo escombros. Quizás se trate del primitivo mecanismo anterior a la turbina.

Turbina metálica, con su compuerta y tubo empotrado en el muro.

La superestructura de madera que soporta las poleas del taller, a contraluz


CASERÍO GUISASTU
El pasado 17 de Noviembre de 2015 vi desde mi ventana cómo una excavadora estaba demoliendo el caserío Guisastu. en la vertiente este del valle de Txonta. He sentido pena al perderse una imagen de siempre, ese muro de piedra amarillenta donde se reflejaba la luz del sol al atardecer.
Al parecer el caserío va a ser reconstruído; espero que hayan levantado planos del viejo edificio antes de demolerlo.

video

Éstas son algunas de las pocas fotos que conservo del caserío, al que nunca pude acercarme.

Caserío Guisastu en venta en 2006

Caserío Guisastu en venta en 2009



TORRE DE ALZOLA
En 2011 nos acercamos a observar este edificio que todos estamos acostumbrados a ver desde la carretera a Deba, en este ángulo


Llamada también casa torre de Olaetxea (Pello Arrieta, "Elgoibar ayer y hoy") o torre de Andonaegui (Patxi Aldabaldetreku "Vía fluvial Deba - Alzola") todos los consultados, por muy mayores que sean,  la han conocido siempre en ruinas. Existente desde el siglo XII y reconstruída hacia 1459, albergó una ferrería. Quisimos verla desde el otro lado del río, donde se encontraba el balneario, y sobretodo tratar de acceder al canal que la atraviesa.


Vista de la fachada norte



Fachada oeste, con el arco apuntado sobre el canal o kumbo, limitado por muros de mampostería y de unos tres metros de altura sobre el nivel del agua. (montaje de fotos apresurado)

Ángulo contrapicado del muro oeste.

Esta foto de Agosto de 2015 muestra cuánto ha crecido el arbusto del ángulo izquierdo, hasta el punto de tapar la vista del interior del pasaje, aún más de su cubricción  correspondiente al sótano de la torre. El agua del kunbo proviene del aliviadero de la estación generadora de electricidad junto a la presa. Al arrancar cada día, la estación provoca una fuerte sacudida que puede estar afectando a la torre.

Detalle del arranque del arco oeste, que se ha desplomado.

A punto de cruzar las aguas del Deba por el paso más superficial, de unos 20 cm de profundidad. 



Tomé esta foto a mitad de la travesía. Unos quince minutos más tarde el agua empezó a detenerse por efecto de la marea alta, que increíblemente llega hasta aquí. No en vano aquí estaba el embarcadero más interior del río Deba

Vista de la presa para la central eléctrica, situada unos 20 m aguas arriba de la torre







SOLAR DE ERREBAL, YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO

14 Julio 2015: no han encontrado nada
Txomin ha acudido esta mañana a hablar con el arqueólogo. Resulta que la excavación ya la realizaron ayer, con la excavadora, hasta una profundidad de unos dos metros y medio donde han alcanzado la roca madre, de coloración grisácea (caliza).Los niveles excavados aparecían limpios, de tierra amarillenta, salvo una franja de tierra oscura. Se han topado con un par de tuberías recientes a media profundidad.
No queda claro si el arqueólogo , de la empresa Suhar de Beasain, conocía nuestro informe ni quién ha decidido la situación de las catas.¿Era esta la situación correcta?

Comienza la excavación el 13 de Julio de 2015
Por lo que sé, el ayuntamiento, siguiendo indicaciones de la Diputación, ha contratado a una empresa especializada en intervenciones arqueológicas por tres días para realizar unas catas en la parte elevada del solar de Errebal. Hoy mismo han picado la capa de hormigón de dos areas rectangulares, de unos cinco por tres metros de dimensión cada una de ellas
No hemos sido consultados a la hora de planificar esta intervención y aún no hemos obtenido respuesta del ayuntamiento ni de la Diputación sobre nuestro informe y nuestra solicitud de que este solar sea declarado zona de presunción arqueológica. Pero celebramos que, por primera vez en Eibar se realice una excavación arqueológica, aunque sea parcial.
Desde luego acudiremos a la excavación para tratar de departir con los arqueólogos en estos días. Esta zona elevada, que se corresponde con el muelle de descarga del demolido mercado de abastos, pudiera aún contener restos de los cimientos de la antigua iglesia y convento. Pero si de nosotros dependiera, debería por lo menos excavarse otra cata en el ángulo suroeste del solar, donde se encontraba el parque de bomberos, y anteriormente, los edificios de viviendas.




--------------
Acabo de recibir la respuesta del 9 de Junio a nuestro informe del director de patrimonio cultural del Gobierno Vasco:
Nos parece una respuesta insatisfactoria, sencillamente una justificación para no hacer nada.

---------------------
A continuación reproduzco el Informe de 31 páginas que enviamos simultaneamente al Ayuntamiento de Eibar, a la Diputación de Gupúzcoa (servicio de patrimonio histórico-artístico)y al Gobierno Vasco (Centro de patrimonio cultural vasco) el 22 de Mayo de 2015. Aún no hemos obtenido respuesta.

Informe-p.1


Informe sobre la presunción arqueológica del solar de la antigua plaza de abastos en la calle de Errebal (Eibar)




Javier Martín
Txomin del Pozo


Mayo 2015
---------------------------
Informe-p.2



Índice



Informe



1. Motivación y limitaciones de este informe.................................... p.3 

2. Fuentes históricas............................................................................p.3
3. Perspectivas e hipótesis arqueológicas............................................p.4
4. Valor científico................................................................................p.5
5. Conclusión.......................................................................................p.5



Anexo



1. Plantas y ortofotos del area de estudio............................................p.8

2. Comparaciones cronológicas...........................................................p.15
3. Fotos y planos de las edificaciones pre-guerra................................p.21

4. Excavación y construcción del mercado de abastos........................p.27

-----------------
Informe-p.3

1. Motivación y limitaciones de este informe

El principal motivo de este informe es el confirmar la presunción arqueológica del solar resultante de la demolición de la antigua plaza de abastos de la calle de Errebal. Hemos de avisar, no obstante, que no se trata de un informe basado en un estudio profundo, sino que surge más bien fruto de la observación y del deseo de responder a preguntas que se derivan de la misma. A futuros historiadores tocará, pues, el acercarse de forma más exhaustiva a esta materia.

2. Fuentes históricas

La pretérita existencia del convento de las Agustinas, oficialmente llamado de la Concepción, de San Cosme y San Damián, en nuestro solar de referencia es un hecho sabido por los conocedores de Eibar y recogido por los compendios de Historia locales(1) . Aún quedan testigos vivos de su destrucción, primero afectado por las bombas de la última guerra civil y posteriormente demolido para ser substituido por una plaza de abastos.

Las fuentes históricas primarias para el estudio de este convento abarcan una secuencia cronológica desde principios del siglo XVII hasta la década de los 40 del siglo XX y su parte más importante está constituida por documentos escritos de naturaleza muy diversa, lógicamente generados por el funcionamiento de la propia institución(2) . Su volumen habría que cifrarlo en cajas, ya que, aparte de lo que conserven las sucesoras de la comunidad religiosa, hoy asentada en Lekeitio, existen manuscritos desperdigados por todo el Estado. Así, que sepamos, los podemos encontrar en el Archivo Municipal de Eibar, en el Histórico Nacional, en el Diocesano de Calahorra y La Calzada, en el de Indias, en el de Simancas y en el General del Gobierno Vasco.

Además de aquellos documentos escritos pertenecientes a la fábrica del convento y su iglesia, entre las fuentes históricas primarias de especial interés para el razonamiento arqueológico han subsistido planos y fotografías, de los que presentamos, con su correspondiente leyenda, una pequeña selección dividida en cuatro bloques.

Las fuentes históricas secundarias son, en cambio, más parcas. Consta la existencia de un Historial inédito compuesto en dos volúmenes, el primero (1603-1888) obra del vicario Silverio Francisco de Echeverría y el segundo (1889-1941) de sus sucesores en el puesto, pero ha habido que esperar hasta 2002 para ver publicado un libro sobre las Agustinas Recoletas de Eibar(3) . Su autor trabaja con el citado Historial y 

  (1) Mújica, Gregorio de, Monografía histórica de la Villa de Eibar, Eibar 1990 (1ª ed. Irún 1910), 182s. Por exceder la cronología objeto de la obra, el convento  se cita tangencialmente en Elorza Maiztegi, Javier, Eibar: orígenes y evolución (siglo XIV al XVI), Eibar 2000, 55 y 121.
  (2)Conviene anotar que en 1794, año en que aconteció el incendio de Eibar producido por la guerra de la Convención, el archivo de este monasterio fue el único que se salvó de las llamas. De esta forma, su colección documental  es la principal fuente para los siglos XVII y XVIII de la historia de nuestra villa.
  (3)Bengoa, José Manuel,  Las Agustinas Recoletas de Eibar y su convento (1603-1940), Madrid 2002. Hay que matizar que Bengoa, él mismo agustino recoleto y licenciado en Teología, se ocupa con más extensión, como es lógico, de la historia espiritual del convento.

--------------
Informe - p.4

con documentos primarios que le permiten ir trazando el devenir histórico del convento, siendo hoy por hoy la fuente más estimable de datos reunidos sobre el mismo.

3. Perspectivas e hipótesis arqueológicas

Aunque sea difícil valorar algo que, contradictoriamente, sólo sería conocido tras una intervención arqueológica, estamos en disposición de adelantar algunas hipótesis sobre lo que, como yacimiento arqueológico, pudiera albergar este solar.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, entre los pocos que quedan en Eibar con potencialidad arqueológica, estamos ante el solar de mayor superficie, sito cerca del río pero a salvo del mismo, con alta insolación y con una excelente protección del noroeste. Ello, unido al hecho de que la plaza de abastos, erigida sobre zapatas de 2,40 m de profundidad, no dispusiera de sótanos, constituye un punto de partida muy prometedor.

Aun considerando la tolerancia de tal operación, de una superposición de las plantas de los extintos convento y mercado (4) , extractadas de los planos de Eibar de 1939 y 1981, resulta una alentadora lectura. En efecto, la fachada norte del convento y el ábside de la iglesia apenas fueron afectados por la construcción de la plaza de abastos. La fachada este es más compleja, pues, correspondiéndose con una ampliación de 1925, el muro retranquea hacia el este atravesando la actual Merkatu-kale, pero la incorporación de esta ala y el ángulo sureste de la planta de 1790 parecen quedar bajo la plazoleta elevada que daba acceso al mercado por ese lado. También bajo las escaleras frontales y laterales que jalonaban por el sur la plaza de abastos pudieran existir trazas de lo que fuera el muro sur del convento. En cuanto a la fachada oeste, ésta debe ser analizada con más cautela, ya que a ella se adosaba sobre un considerable zócalo la iglesia de finales del siglo XVII, tercera de las que dispuso el recinto monástico. Una gran superficie de ésta y de su atrio de entrada se inscribiría en el interior del mercado, que, por lo demás, se edificó fundamentalmente sobre el claustro precedente.

El ángulo suroeste del solar de Errebal merece la mayor atención arqueológica. Estuvo ocupado parte por espacio público, parte por un parque de bomberos levantado simultáneamente y en el mismo estilo que la plaza de abastos, pero con una menor profundidad de zapatas (1,5 m). Es muy probable que, de contar con restos arqueológicos, sea esta el área que los arroje de mayor antigüedad. Había casas allí anteriores a la inauguración del convento en 1603 y a eso ha de sumarse su proximidad al puente de San Esteban, con una cabeza de arrabal que, con excepción de algunas edificaciones precedentes aisladas, comenzó a urbanizarse en el siglo XV (5).


En definitiva, las perspectivas arqueológicas de este solar se aventuran prometedoras, sobremanera si partimos de la hipótesis de que los muros de la única planta conventual que conocemos, la de 1790, busquen el apoyo en la roca madre. Además, estas expectativas se ven refrendadas por el estudio geológico que acompaña al proyecto de obras del Edificio multifuncional y equipamiento cultural en Errebal, donde se habla de la presencia de niveles de relleno, con una potencia de suelo oscilante entre los 0,9 y los 9.5 m.
  (4)Cf. fig. 1.7.
  (5)Vid. Elorza, op.cit., 115-122

------------
Informe - p.5
4. Valor científico

El valor científico de llevar a cabo una excavación arqueológica en el área urbana de Eibar es inconmensurable, pues hasta el presente jamás se realizó ninguna que merezca tal nombre.

El Eibar histórico sólo dispuso de dos conventos (6) . Lo que quedaba del de las franciscanas de Isasi, fundado 10 años antes que el de las agustinas y que contaba con la categoría de Monumento Histórico Nacional, fue demolido sin ningún tipo de estudio arqueológico a finales de los años 70 del pasado siglo. Esto hace que sea más preciosa si cabe la posible información conservada en el solar de Errebal para reconstruir la presencia monástica en nuestro pueblo. Presencia que todavía está pendiente de una investigación histórica seria, a tenor de la capital influencia que estas instituciones tuvieron en la vida del Eibar de esos siglos. No olvidemos que se convirtieron, gracias a las donaciones, en grandes propietarias, actuando directamente en otros ámbitos, como el educativo o el de las tradiciones religiosas.

Por otro lado, la valía del convento de las Agustinas para la Historia de la Iglesia es muy elevada, hasta el punto que se ha considerado como “uno de los monasterios más famosos y extraordinarios en la historia monástica” (7) . Su fundación fue decretada junto a la de otros dos cenobios por el capítulo de Toledo de 1589, por lo que fue uno de los tres primeros reformados de España y el primero establecido en todo el norte peninsular, siendo Mariana de San José, una especie de heroína religiosa de su tiempo, la priora fundacional. A partir de este monasterio eibarrés se fundaron otros como el de Pamplona o el de Galway, que fue el primero reformado irlandés.

Hasta aquí hemos enumerado generalidades, pero hay incógnitas históricas más concretas a las que pudiera responder una intervención arqueológica en este solar. Efectivamente, nada sabemos del primitivo convento ni de su ampliación posterior, al igual que, de las tres iglesias que tuvo, sólo tenemos documentada la última.

De aun mayor trascendencia sería para la historia de Eibar la pervivencia de niveles arqueológicos preconventuales. Su análisis posibilitaría comprender mejor y verificar cronológicamente el poblamiento del arrabal medieval local. La aparición de cualquier artefacto o resto abriría, en definitiva, la primera página del hoy inexistente libro de la arqueología eibarresa.

5. Conclusión

La presunción arqueológica del solar de Errebal es tan palmaria que, con mayor rigor, pasa a ser “alta potencialidad arqueológica”, cumpliendo sobradamente los requisitos expresados en la ley para ser considerada como tal zona (8).

Un error no corrige otro. Ya se erró, con los datos entonces obrantes, al no haberse incluido este solar en la declaración de zonas de presunción arqueológica de 

  (6) Cf. fig. 0.1.
  (7)Tejada, Alfonso María, “Historia de un monasterio que desaparece del solar donde se implantó la reforma agustiniana”, Boletín de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País II 2 (1946), 185.
  (8)Decreto 234/1996, de 8 de octubre, por el que se establece el régimen para la determinación de las zonas de presunción arqueológica. 

---------------
Informe- p.6

1997 correspondiente al municipio de Eibar (9) . Ahora no debe errarse en despreciar la información perecedera que encierra, sería un feliz precedente.

Javier Martín
Txomin del Pozo

Mayo 2015


  (9)Resolución del Viceconsejero de Cultura, Juventud y Deportes del Gobierno Vasco de 14 de octubre de 1997.
--------------------
Informe-p.7

ANEXO: PLANOS Y FOTOGRAFÍAS
(Nota: estas imágenes no deben ser difundidas sin el permiso de los archivos correspondientes.)

0.1 Plano general de Eibar 1885 (Ferrocarriles Vascongados)

Situación de los dos conventos con respecto a la parroquia de San Andrés

-------------------
Informe - p.8
1-Plantas y ortofotos del area de estudio


1.1 Plano de 1903 (Archivo Municipal de Eibar, en adelante A.M.E.)

El conjunto de iglesia – convento más la huerta, limitadas por el ángulo formado por la calle de Marquina (actual Muzategi kalea) y la calle Maria Ángela (actual Errebakl kalea). El “paseo de María Ángela” al lado sur del convento fue una cesión de las Agustinas al municipio.

1.2 Plano de 1939 (A.M.E.)

Los edificios destruidos por la Guerra aparecen en color amarillo.

--------------
Informe - p.9

1.3 Ortofoto de 1937 (Sociedad de Amigos de Laguardia)

La humareda y su sombra cubre gran parte del convento, pero son visibles las casas en el ángulo oeste y la huerta.
----------------
Informe-p.10

1.4 Ortofoto de 1954 (guregipuzkoa.net)


1.5 Planta de 1981 (Departamento de urbanismo del ayuntamiento de Eibar)

La plaza de abastos junto a la estación de bomberos, construidas en 1945. Al norte del nuevo edificio se encuentra la plaza de descarga, ocupando el vértice del triángulo del solar. La calle Maria Ángela ha sido ensanchada hacia el sur, pero básicamente conserva el mismo trazado preguerra, y la misma cota. La huerta en ladera ha sido ocupada por las nuevas manzanas. La cuesta de Muzategui mantiene el trazado y la cota del antiguo camino a Marquina.
----------------
Informe - p.11

1.6 Planta de 2009 (Departamento de urbanismo del ayto. de Eibar)

El solar errebal aparece vacío tras la demolición de la Plaza de abastos y la estación de bomberos en 2008. En su lugar se instala un aparcamiento sobre la solera del desaparecido edificio, cuyas cimentaciones aún permanecen. En el ángulo oeste, la conexión de la cuesta de Muzategi ha sido quebrada por la construcción del bloque de viviendas de Errebal 9 y las escaleras adyacentes.
-----------------------
Informe-p.12



1.7 Superposición de las plantas de 1939 (color negro) y 1981 (color rojo)

Debido al pequeño tamaño de los documentos utilizados, la tolerancia puede considerarse de unos dos metros. En los proyectos de los edificios perimetrales de la plaza construidos en los años 40 se usa una superposición como la figura 1.8.

1.8 Proyecto de edificio Almaral 1954 (A.M.E.)

La esquina NE del convento quedaría pegante a la acera de la nueva manzana.
----------------
Informe-p.13
1.9 Proyecto de mercado de abastos 1942 (Euskal Autonomia Erkidegoko Herri Administrazioaren Artxibo Nagusia/Archivo General de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Euskadi [en adelante EAEHAAN/AGAPCAE] I 354 4 EBRDR 83 3). 

Superposición de las plantas del convento, iglesia y casas adyacentes con la de la proyectada Plaza del mercado y las nuevas manzanas
1.10  Planta baja de la Plaza del Mercado 1942 añadida al plano anterior (EAEHAAN/AGAPCAE, E-012-N32)
-----------------------------
Informe - p.14


1.11 Superposición de las plantas de 1939 y 2009

1.12 Superposición de la planta de 1940 y ortofoto de 2013 (guregipuzkoa.net)
-------
Informe-p.15
2. Comparaciones cronológicas

2.1 Vista de la calle Maria Ángela hacia el este

A1: fachada sur del convento construído en 1792
A2: muro a la huerta, donde en 1925 se edificaría el pabellón este
A3: paseo de María Ángela
A4: arranque de las escaleras hacia la iglesia
A5. Esquina de la casa vicarial, nº 21 de la calle María Ángela.
B1: estación de bomberos (1945)
B2: mercado de abastos (1945)

 -----------------
Informe-p.16
2.2 Vista de la calle María Ángela hacia el oeste

A1: casa-torre Kontadorekua
A2: paseo de María Ángela
B1: mercado de abastos (1945)

B2: parque de bomberos (1945)

---------------------
Informe-p.17

2.3 Vista de la calle Maria Ángela hacia el este

A1: iglesia de San Cosme y San Damián (1691), en cuyos muros se aprecian las huellas de la casa vicarial contigua.
A2: fachada sur del convento de la monjas Agustinas, proyectado en 1790
A3: arranque de las escaleras al atrio de la iglesia, elevado unos cuatro metros sobre la calle.
A4: escombros de las cuatro casas en el ángulo formado por Mariángela y Muzategui
B1: parque de bomberos – usado como escuela de música en los 90
B2: mercado de abastos, cuya fachada a la calle alcanzaba una altura similar a la del convento, unos 15 metros a la altura de cornisa.
-----------------------
Informe-p.18
2.4 Inicio de la cuesta de Muzategui. 

Las casas de la izquierda, que sobrevivieron a la Guerra Civil, sirven de referencia para comprobar que la cota del antiguo camino a Marquina no varió con la construcción del mercado de abastos.
------------------
Informe-p.19
2.5 Panorama aereo de la zona comprendida entre errebal y el río. 

En el ángulo superior izquierdo se ve que la estación de bomberos se construyó en la cota de las antiguas casas.
---------------------------
Informe-p.20
2.6 Vista del solar errebal desde el ángulo SE

Tras la demolición del mercado de abastos. La construcción del bloque de viviendas en Errebal, 9 y las escaleras adyacentes (al lado izquierdo de la foto) supusieron la pérdida del inicio del camino de Marquina – cuesta de Muzategui.

-------------------
Informe-p.21

3. Fotos y planos de las edificaciones pre-guerra


3.1 Planta de 1939 (A.M.E.)

1: iglesia  (1691)
2: atrio
3: patio interior del convento de las Agustinas Recoletas (1792)
4: pabellón este de ampliación del convento (1925)
5: escalera de acceso desde la huerta al pabellón norte
6: anexo – caseta para aperos de labranza
7: osario
8: puente sobre el camino a Marquina – cuesta de Muzategui
9: huerta del convento, al norte del camino a Marquina
10: huerta del convento, al sur del camino a Marquina
11: anexo- habitación y urinarios
12: plazuela – paseo de María Ángela
13: patio – huerto de la casa nº 21 de María Ángela
14: tejavana de la casa º 21 de María Ángela
15: cuarto para transformador eléctrico

-------------------------------
Informe-p.22
3.2 Plantas de las casas del ángulo oeste, 1940
(EAEHAAN/AGAPCAE, I-354 4 EBRDR 83).

Corresponden a los números 15, 17, 19 y 21 de la calle María Ángela y constaban de planta baja más tres o cuatro plantas de altura.

3.3 Planta del convento, iglesia y huerta sur 1940 
(EAEHAAN/AGAPCAE, I-354 4 EBRDR 83).

Triangulada y acotada. Posiblemente basado en el plano 3.5.
-----------------
Informe-p.23

3.4 Proyecto para el nuevo convento, 1790 (A.H.N.)

El arquitecto Ignacio Bicente Errasti proyecta una planta cuadrada perfecta y separada de la iglesia existente hacia el este.
3.5 Plano del conjunto pre-guerra, ca.1930 (A.M.E.)

Levantamiento realizado después de la construcción del pabellón este en 1925. El nuevo convento construido es más pequeño que el proyectado y su lado este se adapta a la planta de la iglesia.
----------------------
Informe-p24

3.6 Proyecto de ampliación del convento, 1925 (A.M.E., C 5 3 4.14)

Planos de Antonio Aguire para el pabellón este, construído sobre el muro de contención de la huerta hacia la plazuela – paseo María Ángela. Este pabellón continúa las alturas de imposta, huecos y cornisa de la fachada sur del convento de 1792.
--------------------
Informe-p.25

3.7 Puente de comunicación entre las huertas del convento.

Vistas hacia el oeste del camino de Marquina – cuesta de Muzategui. El puente fue construido originalmente en el siglo XVII y reconstruido más adelante.
1: tapia de la huerta alta
2: tapia de la huerta baja, pegante al convento
3: entrada a la huerta alta
3.8 Vista de la huerta alta (Indalecio Ojanguren)
-------------
Informe-p.26

3.9 Vista del convento derruido, ca. 1940 (Indalecio Ojanguren, AGG-GAO_OA05004)

1: casa – torre Kontadorekua
2: Pabellón este (1925)
3: huerta baja, con árboles frutales
4: patio interior del convento, con palmeras y fuente
5: espadaña de la iglesia
6: anexo – caseta de aperos
-----------------------------
Informe-p.27
4. Excavación y construcción del mercado de abastos
4.1 Vista de la cuesta de Muzategi hacia el este, ca. 1943 (A.M.E., 13021 HIF)

1: nuevo muro de contención del camino.
2: rozas para la nueva escalera entre la cuesta y la plaza de descarga
3: posible resto de conducción de agua
4: rampa y puerta a la huerta alta
5: arranque del puentecillo entre las huertas
6: restos de la escalera de acceso al puentecillo
7: fábrica de El Casco (1938)
--------------------------
Informe-p.27
4.2 Vista de las obras de cimentación de la plaza de abastos, ca. 1943 
(A.M.E.,13020 HIF)

1: calle Jardines
2: puentecillo entre las huertas
3. escalera de acceso al puentecillo
4. Muro este del convento, que alcanza varios metros de profundidad por debajo de la cota de la huerta baja.
-------------------------------
Informe-p.29
4.3 Vista de las obras de cimentación de la plaza de abastos, ca. 1943 (Archivo General de la Administración, F_4190_11_3) y planta de cimentaciones del proyecto de mercado de abastos, 1942 (EAEHAAN/AGAPCAE, E-012-N31)

1: tapia de la huerta alta
2: muro de la esquina NO del ábside de la iglesia, pegante al camino de Marquina
3: zanja para las zapatas del mercado de abastos. El material extraído es un relleno de piedras de las antiguas construcciones.
4: muro de la esquina NE del ábside de la iglesia
5: corte de terreno por diferencia de cotas entre solera de la planta baja y zona trasera del mercado.
--------------------
Informe-p.30

4.4 Vista de las obras de cimentación del mercado, ca. 1943 (A.M.E., 13022 HIF) y planta de cimentaciones, 1942 (EAEHAAN/AGAPCAE, E-012-N31)

-------------------
Informe-p.31

4.5 Proyecto de mercado, 1942 (EAEHAAN/AGAPCAE, I 354 4 EBRDR 83 12)

En la sección transversal se ve que las zapatas de cimentación alcanzan 2,40 m de profundidad respecto a la cota de la calle María Ángela

4.6 Superposición hipotética de secciones Iglesia - Mercado
En la plataforma de descarga del mercado pudieran subsistir restos de las cimentaciones del ábside de la iglesia.

Fin Informe solar rrebal
--------------------------------------------------------------------

Proyecto de ejecución
El pasado 28 de Abril de 2015, Txomin y yo nos pasamos por el departamento de obras del Ayuntamiento y solicitamos ver el proyecto de ejecución del espacio multiusos de Errebal. Estuvimos hojeando los primeros capítulos y algunos planos durante unos minutos solamente, pero fueron suficientes para percatarnos de ciertas cosas.
En el capítulo de la reseña histórica aparecen unas pocas líneas que se limitan a decir que en este solar estuvo ubicado el mercado de abastos, construído en 1945 y demolido en 2008. Es decir, no hay ninguna mención al convento de las Agustinas, ni a la iglesia contigua derruidas en la Guerra Civil y que eran las últimas edificaciones de una serie de superposiciones que se remontan al menos al siglo XVI. Es esta una ausencia completamente inaceptable.

El proyecto prevé la excavación de dos plantas de sótano bajo rasante destinadas a aparcamientos. La cimentación se hará por medio de zapatas empotradas a un metro de profundidad en la roca sana. Es decir, todos los restos que aún puedan subsistir bajo el aparcamiento actual desaparecerán.

En el capítulo del estudio geológico se menciona que se han realizado tres calicatas hasta llegar a la roca madre, y que a través de ellas se conoce que el terreno presenta suelos aluviales de entre 1,14 y 3,35 m de espesor y rellenos de entre 0,90 y 2,00 m de espesor. Y que en la zona noroeste ( trasdós del muro de la calle Muzategui) los rellenos alcanzan los 9,5 m de espesor. Hay también fotos de las calicatas, que entendemos pueden ser la prueba de que estos rellenos son de origen antrópico (restos de construcciones, artefactos,etc) o que no lo sean.
La dimensión de esta capa de relleno aún existente hace muy posible la presencia de restos de las edificaciones anteriores a la Plaza del Mercado, de bastante más de 100 años de antiguedad. Volvemos a reclamar la necesidad de una investigación arqueológica en el solar de Errebal previa a la construcción proyectada.


----------------


Según nuestras noticias, actualmente - Enero de 2015 - está siendo redactado el proyecto para dotar a este espacio triangular de diversos equipamientos, uno de los cuales sería un garaje de dos plantas bajo la cota actual de la calle. De realizarse, esto supondría la socavación de todo el solar. Txomin y yo pensamos que esta obra debe ser precedida de una prospección arqueológica a fin de registrar y recuperar los restos antiguos que aquí se encuentran.

Éste es un fragmento de la ortofoto de Eibar centro-este tomada desde un avión en 1937. Puede localizarse el "solar" triangular de Errebal, cuando, al parecer, el Convento estaba incendiándose. 

Planta de 1939 del solar de Errebal

Planta de 2009 del solar de Errebal

Superposición de las plantas de 1939 y 2009

Ortofoto de 1954 del area de Errebal. El edificio Almaral se encontraba aún en construcción.


Aquí muestro la superposición de las plantas de 1939 (en negro) y 1981 (en rojo), donde puede apreciarse el area ocupada por el convento de las monjas agustinas, con su iglesia y su huerto (1602 - 1940), y la ocupada por la plaza de abastos (ca. 1945 - 2008). El Convento y las casas en su lado oeste, dañado y destruídas durante la Guerra, fueron demolidos y sus solares explanados para construír la Plaza del Mercado y la estación de bomberos adosada a su lado oeste. 
La circunstancia de que estos edificios no contaran con sótano ( la plaza sólo disponía de semisótano) y por lo tanto la excavación para sus cimientos no fuera profunda, nos hace albergar la esperanza de que aún puedan hallarse restos del Convento y de las casas al nivel de las zapatas de hormigón. Asímismo, al haberse mantenido la misma cota de la calle Errebal - antigua María Ángela - y de la cuesta de Muzategui - antiguo camino a Marquina, es muy probable la existencia de restos quizás aún más antiguos que el convento en esta periferia del solar.









RINCÓN DE "EL RENO"

Se trata del ángulo formado por los edificios Bidebarrieta 66 (existente al menos desde 1903) y Paseo de Urquizu 2a (recientemente demolido a excepción del muro de la planta baja). Txomin y yo hemos observado de cerca las marcas en las piedras, del tiempo de la Guerra Civil.


Elegimos centrarnos en este sillar de caliza, entre la ventana de "El Reno" y el portal.

Los tres cráteres centrales.

Hemos probado a obtener un molde de plastilina de uno de los "cráteres". Se observa que la profundidad apenas llega a un cm.


Hemos solicitado consejo sobre estas huellas a Federico Rodríguez, estudioso del bombardeo de Eibar. Tras observar las fotos que le mandé, él opina que se trata de huellas producidas por los impactos de cascotes - fragmentos de la carcasa de una bomba. No se trata, pues, de impactos de bala de ametralladora, que aparecerían más dispersos y en menor cantidad.

Suponiendo que se tratase de una bomba de 250 a 100 kg que hubiese explotado en el suelo a 15 m del edificio, estos cascotes pesarían unos 10 g. cada uno e impactarían a una velocidad de 1.810 m/seg  y estarían a 1.200 ºC (rojo blanco). Suponiendo una densidad de la piedra de 2.500 kg / m3, la penetración sería de unos 11 mm, durante la cual el fragmento se deformaría adoptando una forma redonda. Esto explica la forma de rosetón de los cráteres, con un núcleo redondo, y unos "petalos" radiales que corresponden a la fracturación de la roca.


ARRAGÜETA 10

En Octubre de 2014 Txomin me avisó del desvelamiento de un paramento de entramado de madera y obra de ladrillo en la calle Arragüeta 10, al haberse desprendido parte del enlucido. No conocemos la fecha de construcción de este edificio, uno de los pocos que subsisten en Eibar de planta baja más dos, aunque suponemos que es del siglo XIX. Ahora mismo no recuerdo otro edificio en Eibar con esta técnica constructiva aparte del caserón de Pitxargain, entre los colegios de Aldatze e Itzio.


Sección correspondiente al muro medianero, construído con losa de Eibar (lajas de piedra caliza arrancadas de las laderas cercanas).

Sección con opus spicatum, a poca distancia del alero.

Caserón de Pitxargain, también de obra de ladrillo y entramado de madera.

CALZADA DE ABAUNTZAGA
El 14 de Septiembre de 2014 Iñaki Larrañaga nos mostró este camino que une los caseríos Arrajola y Zozola, por una ladera muy empinada de la cara sur de Urko, en un estrecho y frondoso valle. Atraviesa dos arroyos que confluyen en el Abauntzaga (Abontza).En un tramo de al menos 200 m de longitud, presenta losas de gran tamaño parcialmente en voladizo. Su anchura, igual o mayor de 220 cm, permitiría el paso de carros.


Croquis de situación de la calzada, que divido en tres tramos, separados por los dos pasos sobre los cursos de agua.

 Vista de las losas que quedan en el paso 1, desde el cauce de la regata. Según José Andrés Zabala, que vivió en el caserío Arrajola hasta 1966, este paso se salvaba por medio de un puente de madera, que él mismo atravesó varias veces conduciendo carros de bueyes. Este puente se perdió hace unos 30 o 40 años. Las losas actuales han sido colocadas por alguien de un caserío cercano para permitir el paso de transeúntes.


Las lluvias caídas en el fin de semana del 8 al 10 de Diciembre de 2014 han hecho que al menos una losa haya sido desplazada.




Sección tipo aparente de la calzada en el tramo 3, sin haber realizado una prospección aún. El ángulo de la pendiente del monte es muy pronunciado.

Precario paso 1 sobre el arroyo este del Abauntzaga

Vista del lateral del murete sobre el que se colocaron las grandes losas, tramo 3.



Iñaki Larrañaga sobre las losas, que armonizan perfectamente con la montaña, por ser de la misma roca.

Ésta es la silueta de la mayor losa que hemos localizado en el tramo 3, sin hacer una búsqueda sistemática.

Una de las canteras al lado del camino de donde se obtuvieron las losas, tramo 3.
Txomin piensa que este camino, por su dimensión y su alta cota, pudiera haber sido una vía de comunicación con Trabakua.


TRAÍDA DE AGUAS DE SAGAR-ERREKA A EIBAR

Reconstrucción del caserío Barrena junto al Sagar, derribado en los años 60

CASERÍO BARRENA EN PLACENCIA
Memorias de Mateo Oruesagasti
Entrevista en Cº Osteguieta, 12 Agosto 2015
Javier Martín Lapeyra

Mateo nació en 1929 en el caserío San Marcial (o Sasain?) de Placencia. A los dos años de edad se trasladó con sus padres y hermanos al caserío Barrena, a la orilla del arrollo Sagar. Previamente al traslado, el padre de Mateo tuvo que efectuar arreglos en Barrena para hacerla habitable, pues se encontraba en ruinas. Desconoce cuáles fueron los anteriores inquilinos. Los propietarios de Barrena eran Zabala y Unzurrunzaga, la misma compañía de la central eléctrica de Igarate.
Mateo vivió en la casa hasta que se casó a los 34 años, es decir, desde 1931 hasta  1963.

Situación

Según el croquis del Archivo Municipal de Eibar, levantado en 1931, la planta medía 6 x 8 metros, estando la fachada  principal orientada hacia el NO. Según Mateo, a diferencia del croquis, el arroyo Sagar discurría a sólo dos metros de esta fachada NO. El agua en este punto cubría hasta la rodilla y se pescaban truchas y escallos (éstos por medio de una botella de vidrio perforada en la base).
A unos 20 m aguas abajo se encontraba un puente de piedra en arco cuyo intradós se alzaba poco menos que la estatura de un hombre sobre el cauce. Este puente daba acceso también al cercano caserío Galtzairukua, aún existente.
Unos 20 m aguas arriba se encontraba una presa construída en piedra, de baja altura, de la que arrancaba un canal que venía a parar al depósito o kunbo adyacente a la casa por su lado sur, de varios metros de profundidad.

Edificio

Constaba de:
planta baja, ocupada por la cuadra, de unos tres metros de altura
planta primera, ocupada por la cocina y la habitación del matrimonio
planta segunda, ocupada por el comedor, la habitación de los niños y el retrete
planta bajo cubierta, ocupada por la ganbara o camarote

Los muros eran de mampostería de piedra más bien oscura, con argamasa de tierra. La estructura interior (escalera y forjados) era de madera. La cubierta a dos aguas era de teja.

La fachada norte o principal presentaba dos arcos de piedra al nivel de la cuadra, cuyo piso era de cemento [suponemos que vertido por el padre de Mateo]. Había un par de ventanas en el primer piso para la cocina y la habitación. Y en la segunda planta se encontraba el balcón del comedor, de unos tres metros de longitud, que volaba unos 60 cm sobre la fachada, con balaustres lisos de madera. Los cerramientos de la casa eran de madera, con vidrio en las ventanas. La chimenea de la cocina sobresalía en el ángulo NE del tejado.

La fachada este presentaba una escalera de piedra sin barandilla, que alcanzaba la puerta de la cocina en la primera planta. Por debajo de la escalera se encontraba un acceso a la cuadra. Del descansillo frente a  la puerta de la cocina  descendía otra escalera hasta la huerta, donde se plantaban lechugas, tomates, cebolla, vainas, puerros, etc. Había una ventana al nivel de la ganbara, que también existía en la fachada opuesta. Mateo no ha descrito más huecos en ésta y las otras fachadas, aunque es de suponer que había más. No existía ningún escudo.

Tras entrar por la puerta de la cocina, a la izquierda arrancaba un tramo recto de escalera, pegada al muro, hasta la planta segunda. Y justo al lado del descansillo de esta planta se encontraba el retrete, construido como un cajón de madera en voladizo sobre el muro sur y cuya  taza desaguaba sobre el depósito. Para acceder al camarote había otro tramo de escalera a continuación del descansillo.

Todos los suelos de la casa eran de madera, incluída la cocina. Y disponían de bombillas eléctricas para la iluminación.

Barrena

Junto a la esquina SE de la casa y sobre el lado este del depósito, se encontraba un cobertizo de madera, con cubierta a un agua y sin cerramientos. Es de suponer que antiguamente alojaba el mecanismo del ingenio hidráulico y la muela o barrena, pero Mateo no recuerda la existencia de tal, aunque sí menciona que la rueda situada a la salida del depósito, por debajo del cobertizo, era de orientación horizontal. Por entonces el cobertizo se usaba para criar conejos y leña.

El padre de Mateo inició su actividad de tornillería en la cuadra del caserío, donde no había ganado entonces. En 1956 fue construído el primer pabellón de hormigón armado de la tornillería Oruesagasti sobre los terrenos de la huerta, sin que el caserío fuera derribado hasta años más tarde, cuando fue encauzado el arroyo en un canal de hormigón y construído sobre él la ampliación de la industria. El antiguo puente de piedra fue también demolido, y en su mismo emplazamiento se levantó uno de hormigón para dar acceso a Galtzairukua.
No sacaron fotos del edificio antes de su desaparición.

-------------------------------


Ya ha salido la cuarta y última entrega de mi artículo en el número de Mayo 2015 de la revista Eibar,
http://egoibarra.eus/es/publicaciones/revista-eibar/eibar-129-2015-04

Ya ha salido la tercera entrega de mi artículo en el número de Marzo 2015 de la revista Eibar,
http://egoibarra.eus/es/publicaciones/revista-eibar/eibar-124-02-2015
(lástima que no hayan reproducido los dibujos que mandé para ilustrar el texto)

Ya ha salido la segunda entrega de mi artículo en el número de Navidad 2014 de la revista Eibar, pp 12-13:
http://egoibarra.eus/es/publicaciones/revista-eibar/eibar-123-diciembre-2014

Ya ha salido la primera entrega de mi artículo en el número de San Andrés 2014 de la revista Eibar, pp 12-13:
http://egoibarra.com/es/publicaciones/revista-eibar/eibar-121-2014-11

Txomin y yo estamos recabando datos sobre esta gran obra hidraulica de 1928, aunque el proyecto original se remonta a 1912. Debido a la escasez documental, tratamos de recabar testimonios de los lugareños que guardan recuerdos y narraciones.

Fotos del depósito antiguo de Guisastu, 20 Julio 2014

Suponemos que este depósito es al menos contemporaneo del túnel, es decir, construído en 1928 o antes. Lugar de juegos de los niños del barrio desde décadas; muchos de ellos no sabían que jugaban al fútbol sobre un espacio hueco.



Txomin sobre la cubierta del ala sur del depósito, que se mantuvo entera junto al cuerpo central, cuando en 1971 el talud de la autopista cercenó el ala norte. Él jugaba al fútbol aquí en los años 70. La capa de tierra mide unos 20 cm de espesor.

Esquina suroeste del muro externo del ala sur, construído con hormigón de cantos muy gruesos, encofrado en tablas de 20 cm de anchura. El antepecho mide unos 95cm de altura.

Lado Oeste del ala sur, donde se sitúa uno de los dos óculos que presenta, de 30 cm de diámetro. Una malla doblada lo tapa en parte.


Expeditivo método para tratar de alumbrar el interior del depósito y filmarlo a través del óculo. Suponemos que ninguna persona se ha introducido en este espacio al menos desde 1972.


Primera foto con flash del interior, orientada hacia el este. Se aprecia una gruesa capa de barro en el fondo, situado a 2,50 metros de la base del óculo. El ancho del espacio se divide en dos crujías, separadas por pórticos de hormigón.


Vista hacia el norte, correspondiente al espacio justo detrás del cuerpo central. Se aprecia en el muro izquierdo una abertura (flecha), supongo que un rebosadero hacia las tuberías del cuerpo central. Los escombros deben pertenecer al ala norte destruída, supongo

La presencia de ladrillos, no obstante, me hace sospechar que puedan tratarse de materiales de la caseta que fue construída quizás hacia 1951 sobre el cuerpo central y que fue demolida quizás en los 90.

Contraplano. El óculo se sitúa a a unos escasos 10 cm del techo del depósito.

Vista hacia el sur. Objetos flotantes no identificados. El mortero del paramento interior está bien conservado.

Vista hacia el sur desde el óculo situado más cerca de este extremo. Se aprecian las marcas de encofrado en el techo, ligeramente abovedado,del que caen gotas del agua filtrada de la cubierta.


video
Primera toma en vídeo del interior del depósito, con la cámara orientada hacia el extremo sur. Txomin proyecta el foco de luz desde el otro óculo, a unos 12 metros de donde estoy yo.






Fotos del depósito de Sanjuango hegia, sobre San Marcial, en Placencia. 24 Junio 2014


Vista general de la confluencia de la regata de Arribaso con la de Sagar

La pista que lleva al chalet junto al depósito fue abierta hace unos 14 años. Su construcción seccionó el canal que traía el agua desde la presa de Ibarrola hasta el depósito de Sanjoango hegia.


Acercándonos al depósito desde arriba, se aprecia que su planta es similar a un boomerang por adaptarse a la curva de nivel de la montaña. Gracias a una tala de pinos realizada hace un año, es mucho más visible ahora.







Vista desde Irure (norte). El tajo en el monte correspondiente al depósito es bien visible ahora, tras la tala de pinos.


Fotos del depósito de Iragorri, 10 Junio 2014
Intermedio entre el Gran Túnel y el depósito de distribución de Guisastu, en el valle de Txonta. Aunque cubierto por la maleza, se mantiene en buen estado desde su construcción contemporánea al Gran Túnel. Aún almacena agua en un metro de profundidad aproximadamente. Inoperante desde 1972.








Planta ,secciones y perspectiva del Gran Túnel de Sagar Erreka, 26 Julio 2014








Fotos del interior del Gran Túnel de Sagar Erreka, 21 Mayo 2014


Entrada desde el extremo de Eibar, en el interior de la caseta construída hacia 2006 junto al Kinarra. Se aprecia la tubería de 50 cm de diámetro, embebida en el cajón de hormigón, por donde circula el agua proveniente del embalse de Urkulu.

Refuerzo de hormigón de unos 3 m de longitud, el único que detecté en toda la longitud.

Quiebro del túnel, donde el rumbo se desvía 20º durante unos diez metros antes de alinearse de nuevo.

Una de las tres o cuatro filtraciones existentes, que hacen que el suelo esté encharcado en gran parte del recorrido.
video
Chapoteando

Presento las primeras notas y croquis sobre el conjunto de las infraestructuras que componen la Traída de Aguas de Sagar Erreka; hay pendientes algunas rectificaciones.





















ARRAGÜETA 11
EL TALLER URBANO MÁS ANTIGUO DE EIBAR

O al menos uno de los más antiguos, según piensa Txomin
Este edificio se encuentra deshabitado desde hace unos 20 años y en estado de ruina. Está señalado como construcción a ser demolida al menos desde 2009.
Ha pertenecido a la familia Juaristi desde hace varias generaciones. Quizás fuera construído por el armero José Pablo Juaristi, propietario de un taller ya en el periodo 1881 - 1899.



En 1969, la inmobiliaria Juaristi aún se encontraba en el edificio

Vista desde el patio de la manzana de la fachada trasera en 1969, con un pabellón adosado al número 13. Este patio de manzana es muy jugoso desde el punto de vista histórico del arrabal de Eibar.


Fachada trasera hacia 2009

Según el plano del ferrocarril de 1885, parece que el taller aún no se había construído.




TALLERES-FAVELAS DE IPURUA

Txomin me habló de la existencia de un rincón de Eibar que desconocía, y en Enero de 2014 fui a fotografiarlo.
Éstos son los bloques de la calle Iurua, números 1 a 5, junto a la bolera bajo la autopista.

Éste es el pasaje de acceso al monte.
Escaleras de subida a los tallercitos. Según un local, deben tratarse de antiguos talleres de alquiler.






Había actividad en alguno de estos talleres-favelas.







BUNKERS DE AGUINAGA

En Abril del 2011 Jon Etxezarraga, estudioso de la Guerra Civil en el País Vasco, nos guió hasta los dos bunkers situados en el barrio de Aguinaga de Eibar, sobre la cresta norte del monte Urko. La maleza apenas permite vislumbrar estas construcciones del ejército repubicano de 1937, que según Jon, no llegaron a recibir fuego enemigo.
Con las medidas en cm tomadas hace dos semanas he levantado croquis de ambos bunkers y este dibujo de situación, con dimensiones caricaturizadas, que muestra cómo acceder a ellos desde Aguinaga.


En el bunker bajo, orientado hacia Markina-Etxeberria, un soldado sólo podría permanecer de pie arrimado al terreno en la parte de atrás
El bunker alto dista del bajo unos 20m. Está orientado hacia Kalamua. 
En el camino de tierra hacia los bunkers, Txomin y Jon observan un poste de hormigón cuyo uso es un misterio; quizás fuera un amarre de cables para jalar cargas.

El bunker bajo cubierto por la maleza en el bosquecillo de cipreses.

Portillo de entrada del bunker bajo, en el lado oeste.

Vista interior mostrando la tronera

Una pista ha sido construída recientemente junto al bunker alto, y los escombros de la obra han sepultado más la construcción.

Mojón M5 de la muga entre Markina y Eibar

El portillo de acceso está bloqueado por los escombros.

Vista frontal. La dimensión de la tronera, de 40cm de altura, permite acceder dentro.

Link a la asociación de Jon: http://www.intxorta.org/  y http://frentesdeeuzkadi.foroactivo.net/forum.htm

"EL PUENTE A NINGUNA PARTE"

Sobre el arroyo de Indurrio, que es uno de los brazos que se unen para formar el regato de Aiagaerreka (el regato sur de Azitain), se encuentra un puente que hasta ahora ha pasado desapercibido - a excepción ,suponemos, de los lugareños. Txomin nos lo hizo descubrir hace dos semanas, y ayer 11 de Septiembre de 2011 decidimos cortar la maleza que lo cubría para poderlo documentar con fotos y dibujos acotados. La ausencia aparente de camino o senda a ambos extremos de la construcción y su situación en una hondonada, nos han hecho bautizarlo así a falta de documentación histórica.

Momento en que Txomin nos guía hasta el puente por primera vez. La construcción es apenas visible desde la pista que discurre a una cota unos 10m más alta

Fotos comparativas del ojo único del puente, antes y después del corte de la maleza. Hemos tratado de que esta operación no fuera agresiva, procurando no arrancar material de la fábrica de mampostería así como de no privar al estrato superior de la protección contra los elementos que le brinda el manto vegetal.

Detalle del intradós del arco de medio punto, en el que se aprecia el taladro que penetra más de medio metro en la fábrica, y cuya función no acertamos a definir aún.

Interior del agujero taladrado, cuyo fondo lo constituye una losa.




"EL PUENTE DE LA CABRA"

A falta de una denominación fundada en documentación histórica, hemos dado en llamar así a una construcción de mampostería que salva el cauce del regato Aiagaerreka (tramo final del Kiñarra) justo antes de su desembocadura en el Ego, en el barrio de Azitain (como dice Txomin, la zona con más puentes por km cuadrado del mundo). Él interpreta que debe tratarse de un puente muy antiguo por el que discurría quizás el camino carretil que se dirigía a Placencia siguiendo la margen derecha del Ego. Pasa desapercibido a la vista debido a la maleza que lo cubre.

El puente señalado con una flecha. A la izquierda la cabra que le da el nombre. Al fondo el río Ego.

Lado norte, el que mira a la desembocadura.


Lado norte, rincón del este. Bajo la maleza se aprecia la rosca del arco tendido, hecho con lajas.


Vista superior, con los petriles adivinándose bajo las hierbas.







video
Video tomado el 23 de Enero de 2011, con Txomin y la cabra.


















3 comentarios:

  1. Me ha encantado ver de nuevo a mi viejo amigo Txomin pateando esos campos en busca de los restos del pasado. Un saludo afectuoso. El enlace me llegó a través de un amigo en común, Paolo Galloni, desde cerca de Parma. Un saludo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Saludos, sobre el "puente de la cabra", he visto unas cuantas estructuras parecidas con ese agujero en su clave. Arcos de medio punto con un agujero. Y me pregunto si lo de este puente no será algo similar.Esas estructuras las he visto en molinos. ¿Es posible que en ese lugar hubiese un molino? Quizá un molino que quedó arruinado y del que se desmontó todo menos la estructura que sostenía las muelas y las aspas para reutilizarlas como puente tapando el agujero con una losa para evitar accidentes. O quizá una obra de un molino que nunca se terminó, solamente se hizo la estructura para sostener las muelas y no se terminaron, readaptándolas como puente y tapando el agujero planeado para el árbol y la espada que transmitiría la fuerza del rodezno. Miraría en los alrededores a ver si se encuentra algún resto de la presa, el posible edificio o el muro que tendría que tener el puente en la parte alta para ser un molino y que quizá fuese desmontado para reutilizar la piedra. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Fernando. Muchas gracias por transmitirme tu hipótetica explicación para ese agujero en el intradós del arco del "puente a ninguna parte". Creo que es muy factible lo que dices, se lo diré a Txomin. Todavía no hemos explorado la zona alrededor de este resto y ahora mismo no tenemos noticia de ningún molino, aunque sí hay restos de presas más abajo en el curso del arroyo. Trataremos de averigüarlo. Hasta la próxima!

    ResponderEliminar